S?bado, 22 de noviembre de 2008

 I.- PARTE

 

 Rivas-Vacía-Madrid es un municipio situado junto a la confluencia de los ríos Jarama y Manzanares, una de las áreas de la comarca foral de Alcalá, en la Comunidad de Madrid (España)

.

Se encuentra situada a 15 Km. de la Puerta del Sol de Madrid y a 21 Km. del centro de la cabecera comarcal, Alcalá de Henares, junto a la A-3, limita al norte con Madrid (zona del distrito de Vicálvaro) y con San Fernando de Henares, al sur con Arganda del Rey y San Martín de la Vega, al este con Mejorada del Campo y Velilla de San Antonio, y al oeste con Getafe y Madrid (distrito de Villa de Vallecas).

Rivas Vacía Madrid es un municipio de grandes contrastes e insólitas peculiaridades. Es en realidad un municipio de la periferia de la Capital, pero es también un paraje de inestimable valor ecológico; tres cuartas partes del término municipal el 75% forman parte del Parque Regional del Sureste.

Allí confluyen, entre cantiles yesíferos de inusitada belleza, los ríos Jarama y Manzanares. Junto a sus contaminados cauces se han ido formando, como consecuencia de una prolongada actividad de extracción de áridos, numerosas lagunas, entre las que hay que destacar, la Laguna del Campillo, antigua propiedad del Dionisio Martín Sanz, antiguo Procurador de de las Cortes Franquistas, y que le fue expropiada la misma, por la Comunidad de Madrid, siendo su Presidente Don. Joaquín Leguina, con fines de restauración Medio Ambiental, la laguna de Las Madres, junto al limite del pueblo de Arganda del Rey la mas pequeña del municipio y las del porcal que son las que mas extensión de laminas de agua tienen.

En ellas anidan incontables especies de anátidas que conviven con una colonia de mas de doscientas Cigüeñas Blancas, Cormoranes, aguiluchos Laguneros, Águila Pescadora y Culebrera, gaviotas reidoras y Argénteas, Garzas Imperiales, garcilla Buellera, que junto con los halcones y milanos negros que hacen un distingo, muy peculiar, como es la nidificación en los cantiles de Casa Eulogio, cuando son rapaces, que de forma habitual nidifican en las copas de los árboles) forman un conjunto faunístico de enorme belleza..

A la derecha de la N-3 se encuentra un desvío en la carretera, casi en frente de donde existiera la Famosa Cueva de los Migueles, antiguos salteadores de Caminos, de la misma época del que fuera, elLuis Candelas, el bandido más castizo de la Historia, fue un bandolero que actuó en Madrid, en el primer tercio del siglo XIX. Según relataban, robaba a los ricos para repartírselo a los pobres y fue ajusticiado el 6 de noviembre de 1837.

 Se decía que tenía su escondrijo, en el desaparecido Puente de los tres ojos del Puente de Vallecas, junto al antiguo Arroyo Abroñigal, en la década de los setenta. Buena parte de la zona este de la vía M-30 se corresponde con su cauce).

 De dicho desvío se llega al Camino del Canal que discurre, a la izquierda con el Río Manzanares y al lado derecho las tierras del Congosto, mas adelante, se encuentra la finca de la Duquesa de Montarco, con un pequeño Palacete mimetizado, en medio de una frondosa cantidad de pinos Alepensis de repoblación, junto al camino las torres del tendido eléctrico de Unión FENOSA, sirven para la nidificación de la cigüeña blanca y del Cernícalo Primilla entre otras aves.

El camino sigue de frente hasta adentrarse en tierras del Municipio de Getafe y Pueblo de Vallecas, atravesando a la izquierda, la finca de Casa Eulogio y a la derecha, el camino del Onceno que discurre dividiendo las fincas del Congosto propiedad de los Ros Murcia y el fondo de Garantía de deposito, hasta el Vertedero de R.S.U. de Valdemingomez Propiedad de la antigua Vertresa.

A la derecha del camino se encuentran las antiguas cuevas del espejuelo, lugar donde antaño se dice que era el lugar de refugio de la familia de bandoleros, llamados los Migueles, antes mencionados.

A la izquierda, siguiendo lo que al parecer fueron los restos de una antigua calzada Romana, hecha con trozos de granito negro, en sus inmediaciones se han encontrado tumbas prehistóricas, con lapidas hechas de planchas de yeso de la zona.

En la misma, se encuentran gran cantidad de vestigios arqueológicos, consistentes principalmente, en fondos de cabaña y gran cantidad de útiles de silex y cuarcita pulimentada, así como molinos de grano, en piedra de granito rojo, como los existentes en la Provincia de Cuenca.

Siguiendo esta presunta calzada Romana a unos 800 metros se encuentran las ruinas de lo que al parecer fue una parada de postas Romana.

El camino colindante a la misma se encuentra muy horadado, en forma de estrías paralelas muy marcadas, como si hubieran sido hechas por el paso continuo de carros.

El edificio en cuestión esta hecho de mampostería, con trozos de piedras de yeso de las existentes en la zona, es de forma rectangular, en su interior, se encuentra una pequeña separación, en forma de habitáculo igualmente rectangular, con una entrada y un espacio estrecho como de ventana en el que su día contaba con trozos grandes de “mica” es forma de cristalera.

Un amplio patio y un cobertizo con una sola columna de ladrillo de argamasa, así como los restos de lo que debieron ser las vigas circulares de madera del mismo, con pesebres muy deteriorados junto a la vaya próxima al camino.

A un lado de la entrada al recinto, se encuentra lo que parece ser un pozo tapado con piedras.

Ya en el exterior la única vida vegetal es la característica de suelos yesíferos con escaso manto de nutrientes vegetales, a excepción de los dos únicos árboles (acacias) de la zona, no existe más arbolado que el de las proximidades, en Casa Eulogio y la Rivera del Río Manzanares.

En las inmediaciones y al borde del camino también se ha encontrado la existencia de lo que parece ser un antiguo horno para cocer cerámica, se trata de una oquedad sobreelevada del terreno en forma circular, echa en piedra de yeso, recubierta de arcilla roja, casi vitrificada, y profundizada en el suelo, se vislumbra lo que debió ser unas pequeñas oquedades en sus paredes.

SEGUNDA PARTE DEL RECORRIDO FOTOGRAFICO 
POR RIVAS VAVIAMADRID

II PARTE EL NEGRALEJO Y SUS ENTORNOS.
Como decía en mi anterior relato, la arqueología es entre otras maravillas Medio Ambientales de este Municipio, la gran desconocida, no porque no existan suficientes muestras de ella en los diferentes museos de la capital, ¡NO!... Si no por que al parecer a nadie le interesa escribir sobre este tema de tanta importancia para mí.

Dicho esto que me sirve de entradilla y como forma de preámbulo, voy a intentar contar en que consisten estas maravillas de nuestra mas antigua historia de Rivas y muy por encima de todo la gran riqueza de emplazamientos fotográficos, que sin ningún genero de duda harán las delicias, tanto de profesionales y amateur de este medio. 

Esta vez empezare contando la grandiosidad Arqueológica, no por su grandilocuencia en cuanto a faraónicos restos ¡no!, si no a su grado de interés de cara a conocer mejor nuestra pasada prehistoria basada en los mismos y la naturaleza acompañante de ellos.

La abundancia de fondos de cabaña del Calcolítico demuestran la importancia que esta zona tuvo para nuestros más lejanos pobladores, se han encontrado en anteriores excavaciones arqueológicas, abundante industria Lítica, así como restos de cerámica Campaniforme  entre otras y distintos utensilios domésticos usados por nuestros prehistóricos antepasados, tanto de piedra de sílex, tan abundante en el entorno, como de granito y cuarcita, así como de huesos manipulados.

La historia Medio Ambiental existente en la zona denominada el Negralejo y sus inmediaciones, si puede ser considerada de gran interés como consecuencia de sus características mas peculiares, esta se encuentra en la parte norte del termino municipal de Rivas Vaciamadrid, yunto a los términos municipales de San Fernando de Henares, Mejorada del campo y Madrid, esta bañada por los Ríos Jarama y el Henares que desemboca en el anterior, forma parte de la vega de ambos ríos y esta coronado por pequeños escarpes yesíferos en la zona dominante de Madrid.

Los bosque de galería que acompañan al río Jarama hasta su desembocadura en el río manzanares son muy importantes, dado  su poder como grandes depuradores naturales de las aguas del propio río, ya que soportan sobre las misma la  gran contaminación provocada por los vertidos de fecales, e industriales, como consecuencia de su paso por las grandes urbes que lo anteceden y a su vez porque sirven como cobijo de aves arbóreas como las rapares tanto diurnas como nocturnas, así como una variada gama de especies insectívoras.

Las anátidas son otras de las aves que invaden el río ya que utilizan las mismas como elemento tanto, de alimento como de nidificación y de transito en sus migraciones, al tiempo que estos bosques de galería generan una gran variedad de ecosistemas acompañantes, tan beneficiosos para la vida de especies faunística terrestre, tanto in situ, como colindantes.

La grandiosidad del complejo hotelero formado por el palacio del Negralejo, construido en la vega del río Jarama y sus bosque de galería que junto a sus inmensas planicies cerealistas forman un conjunto de elementos muy interesantes, cierto es que la especulación ha provocado la creación un Campo de golf que nada tiene que ver con la conservación de la Naturaleza del entorno enclavada en pleno Parque Regional y denunciado en su día por la oposición Municipal del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid y su Concejal permisivo Alfredo Pelegrin.

En 1790, sobre las ruinas de un castillo llamado “de Negrales”,  “tal vez”, como consecuencia de la abundancia en su día, de este tipo de árboles de gran tamaño, que son los característicos de zonas Manchegas, los mismos alcanzan de 20 a 55 metros de alto. Su corteza, va de gris a marrón difuminándose en amarillento, la misma se presenta dividida en finas placas cada vez más agrietadas como consecuencia del paso del tiempo. Las acículas están agrupadas de dos en dos y son de color verde oscuro, con unos 8 o 20 centímetros de largo. Como digo, tal ved por ello fuera el ponerle dicho nombre al palacio, una noble familia de Madrid construyó sobre sus antiguos cimientos un palacio de campo. Más tarde el marqués de Villamejor, fundó en el sus famosas cuadras, de la renombrada yeguada “Figueroa”.
 
Es en 1982 cuando la familia decide aprovechar las posibilidades hosteleras de este fabuloso complejo, respetando todo el conjunto y su entorno, conservando igualmente los restos aparecidos en su subsuelo que al parecer eran unas mazmorras del tiempo de los árabes, estas se comunicaban, con un estrecho túnel que partiendo del antiguo palacio, terminaban junto a un pequeño arroyo en las inmediaciones de la vega del Jarama.

El túnel antaño ha servido como cobijo de maleantes, que conociendo de su existencia se cobijaban en el, donde depositaban el producto de sus fechorías, en tanto en cuanto se desprendían del mismo.

En la actualidad lo mas importante del lugar lo constituyen entre otros, el antiguo puente de hierro punto de conexión entre Rivas y Mejorada del Campo acceso sobre el río Jarama y el palacio del Negralejo, así como sus bosques de galería, junto a los ríos Jarama y Henares.

Aguas abajo del río Jarama, una vez pasado el puente sobre el río y la carretera proveniente de mejorada del campo en su paso hacia Madrid, nos encontramos con la parte, que sin duda alguna presenta otro de los enclaves mas maravillosos de esta zona.

Conformada por: El Soto del Grillo, con una gran extensión del valle, compuesto de terreno aluvial y inmensamente agrícola y ganadero, junto con los impresionantes cantiles que acompañan en toda la zona al río Jarama y con sus bosques de galería, así como  la proximidad de la Ermita del Cristo de Rivas y su promontorio dominante, donde se encuentran los cimientos del que fuera un castillo fortaleza de Gracian Ramírez, en época de los Árabes, estos entrantes hacen que nuestra próxima visita Fotográfica, sea otro lugar de gran interés tanto arqueológico, como Medio ambiental ha visitar.

Todo lo anterior junto a sus necrópolis  presumiblemente de origen “Árabes”, existentes en el cortado yesífero bajo la Ermita del Cristo de Rivas y los restos del antiguo Castillo Fortaleza de Gracian Ramírez, harán del próximo recorrido, un interesante relato de nuestra próxima cita y que sin ningún genero de duda continuara, si…eso.

 

RIVAS DEL JARAMA III Parte.

 

Con la introducción de esta misiva. Escrita por el Duque de Rivas para una revista Municipal y un callejero despegable inicio mi tercera parte, del recorrido fotográfico y Medio ambiental, por el Cristo de Rivas y sus inmediaciones.

 

Ripia Carpetana” y con el tiempo, al castellanizarse su nombre latino, llega a su actual denominación de Rivas, unido al río que lo delimita.

 

El pueblo de Rivas, tiene su importancia en la Antigüedad, dada la fertilidad de las tierras que riega el río Jarama. Por causas desconocidas., yo sospecho que por la extensión de los latifundios, la villa va perdiendo esa importancia, hasta el siglo XVIII, languideciendo en el XIX, por lo cual administrativamente se une a Vaciamadrid, formando un solo termino.

 

EL CASTILO DE RIVAS.

 

1º. Su Castillo, hoy desaparecido, situado sobre el montículo, hoy denominado “cerro de Gracián Ramírez”.

 

Los historiadores Jerónimo de quintana en su obra “historia de la Antigüedad Nobleza y grandeza de la Villa de Madrid” (1639) y en la de José Antonio Álvarez Baena “Hijos de Madrid, Diccionario Histórico” (1789) dan noticia “de un guerrero cristiano, llamado Gracián Ramírez, que una vez salvada, la estatua de la Virgen de Atocha, en el año 720, se retiró a su castillo y aldehuela, que estaba en las cuestas de Rivas, sobre el río Jarama” después de la conquista por los árabes, de lo que hoy es Madrid.

 

Durante la baja Edad Media, su castillo fue una fortaleza sumamente codiciada, que perteneció a los Obispos palentinos, según se desprende del trabajo Académico de don Carlos romero de Lecea, en su obra “Privilegios Reales y Viejos Documentos de Segovia”, Capítulo IV, Joyas Bibliográficas, Madrid 1977.

 

El castillo de Ribas, como ya es sabido, era un pequeño recinto fortificado que custodiaba el acceso al agua del río Jarama por los agricultores de la zona. Construido sobre un promontorio, vigilando los cortados del río, este edificio no soportó el desplazamiento de los centros de poder e influencia a otros lugares, alejados de estos antiguos enclaves defensivos. Así, a mediados del siglo XVI las Relaciones Topográficas de Felipe II ya daban noticia de su abandono.


La ubicación de lo que fue este modesto castillo, frente a la actual ermita del Cristo de Rivas. Lo que aporto ahora son más fotos, “in situ”, de las vistas que se aprecian desde el mismo y de los restos que son fácilmente visibles en superficie. Como se aprecia, son piezas cerámicas y teja, de época indeterminada. La verdadera catalogación fue realizada por Basilio Pavón Maldonado, hace veinticinco años, en la revista Al Cantara (Vol. 4, 1983, pp. 377-380).

 

LA ERMITA DEL CRISTO DE RIVAS.

 

2º. El Convento, hoy denominado Cristo de Rivas. En la biblioteca Nacional, bajo ficha5/2141, se encuentran los tomos de la obra del Padre Fray Pedro de San Cecilio denominada, ”ANNALES DEL ORDENDE DESCALZOS DE NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED ” – “ Recepción de cautivos Cristianos” editado en Barcelona en 1669.

 

En el capitulo XXIV, se refiere a como la Condesa del castellar, Doña Beatriz Ramírez de Mendoza, hospeda para fundar, en su casa de campo de Rivas, a los Mercenarios Descalzos, levantándose acta de dicha fundación el 21 de mayo de 1603.

 

En el Capitulo XXV, su titulo es bien expresivo “De la fundación del convento de Rivas, tercero de la Descalcez y primero de la Provincia de San Joseph en los Reinos de  Castilla”. Cuenta esta fundación con el decreto del arzobispo de Toledo, dando licencia “para fundar dicho monasterio” y  lleva fecha 20 de mayo de 1604, iniciándose ese mismo año las obras correspondientes.

 

En el Capitulo XXVI, dice “de la fábrica del Convento de Rivas, desde su principio a fin y venia allí de la Santa Imagen del Cristo de los afligidos" ese mismo año las obras correspondientes.

 

En el Capitulo XXVI, dice “de la fábrica del Convento de Rivas, desde su principio a fin y venia allí de la Santa Imagen del Cristo de los afligidos".

 

Su arquitecto fue Juan Martínez (¿Encavo?) y su estilo arquitectónico es el denominado “a la toledana” o sea en ladrillo y piedra llagueada, se describe minuciosamente las plantas que tiene, con una capacidad para albergar a 25 monjes.

 

El conjunto del convento y la Iglesia, se termino de construir en el año 1628.

 

Este cenobio adquirió suma importancia, hasta el punto de señalar, que durante el siglo XVIII, se añadieron al edificio primitivo, dos alas más, una de las cuales se derrumbó, quedando únicamente la adosada al convento, donde se encontraba, la sala Capitular.

 

Buena prueba de todo esto, es que Tirso de Molina (Fray Gabriel Téllez), mercenario, cita al convento por dos veces en su “historia de la orden de nuestra Señora de las Mercedes”.

 

Hago una breve referencia a la capilla, que construida al estilo clásico, contiene un retablo barroco, adquirido al Obispo de Segovia, en sustitución del primitivo.

 

Este retablo del XVIII, con sus columnas invertidas o en estípite, tiene en el centro la imagen del Cristo atado a la columna y es obra del escultor gallego Asorey.

 

Por la desamortización de Mendizábal, los monjes Abandonaron el convento, por lo que el conocido poeta y liberal D. Ángel  de Saavedra, III Duque de Rivas, descendiente directo de la fundadora, a fin de evitar que el convento y sus posesiones, salieran a pública subasta, hizo uso de la cláusula fundacional, en virtud de la cual se estatuía, que si alguna vez, los mercenarios renunciasen o dejasen el convento, éste pasarla a los vínculos de la fundadora, revirtiendo a la familia.

 

Para terminar, quiero resaltar, que en su momento en 1970, sin ayuda estatal ninguna, inicio las obras de restauración y reconstrucción de un edificio del siglo XVIII, pues pensó queque salvaba una joya arquitectónica del Alfoz de Madrid, que fue declarada monumento histórico artístico en 1979.

Este escrito es copia literal del que realizara el duque de Rivas, para una publicación municipal, con plano adjunto.

SANTA CECILIA: UNA LEYENDA

En 1156 estando un rey de ganado de cerda (así llamaban a quien lo guarda y lo apacienta) con una piara que a su cargo tenía cerca de donde está el convento de Rivas, vio subir por la parte de Vaciamadrid, un espantoso nublado despidiendo muchos y grandes truenos y relámpagos y amenazando gran tempestad de piedra y agua.

Para guarecerse de la tempestad resolvió meter el ganado en una cueva pequeña que había cerca. No pudo hacer entrar al ganado en la cueva por más que lo intentó; sospechó que dentro habría algún animal dañino y por eso el ganado huía. Entró en la cueva y vio un resplandor y en medio de él una imagen.

Salió sobrecogido y no viendo su ganado, se encaminó al lugar, dando voces diciendo: ¡Ay, lo que he visto en la cueva al pie del cerro! Llegáronse el Sr. Cura y todos juntos al lugar; entrando el Sr. Cura en la cueva y vio cercada de resplandor una imagen pequeña. Tocó con sus manos reconociendo ser de madera, sin determinar de quien fuese.

Don Juan Ramírez empezó a construir una ermita, pero habiendo fallecido muy poco tiempo después (por el año 1170) las obras estuvieron algún tiempo interrumpidas quedando terminada en 1207. Fue trasladada a ella Santa Cecilia, siendo proclamada patrona del entonces Rivas.

 Durante décadas se le atribuyeron milagros, como el del caballero que cayó junto a su montura por unas peñas y al encomendarse a la santa cayó en el manso discurrir de un riachuelo salvando su vida.

RESTOS ARQUEOLÓGICOS.


Por otro lado, la Comunidad de Madrid ha realizado varias actuaciones a raíz de las obras de mejora de los accesos de la M-823 a la Avenida de las Provincias, ya en Rivas Vaciamadrid. En la glorieta creada en dicha remodelación, se encontró un horno del siglo XVIII, pero ni rastro de vestigios medievales.

Los yacimientos arqueológicos de la zona del Cristo de Rivas y aledaños, algunos de los cuales son pertenecientes a la Edad de Bronce, ubicados en los alrededores del Palacio del Negralejo, o los del convento del Cristo de Rivas (1603) con abundante industria lítica, así como la necrópolis existente en sus inmediaciones y la Empresa 3M.

Esta necrópolis de presumible de la época musulmana, se encuentra en un avanzado deterioro, consecuencia del abandono por parte de las distintas Administraciones públicas, que al parecer siguen pensando que la mejor forma de mantener un yacimiento es no tocándolo de su sitio, ya que cuando yo descubrí esta necrópolis por los años 70 más o menos y lo puse en conocimiento, tanto del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, como al responsable en su día de Patrimonio arqueológico de la Comunidad de Madrid. D. Antonio Méndez, Vecino y Amigo de Rivas Vaciamadrid, por aquellos años, sin que se haya llevado a cavo acción alguna para su recuperación (en próximos recorridos dedicare una parte en la descripción del lugar y su estado lamentable en que se encuentra).

Es de destacar la infinidad de fondos de cabaña, localizados en todas las terrazas del Río Jarama, desde San Fernando de Henares, hasta su desembocadura en el Río manzanares,  con restos de cerámica Campaniforme y de otros tipos, así como una gran extensión de lugares con industria lítica, con restos de facies, “raederas”. 

Una raedera es un útil lítico prehistórico fabricado sobre una lasca (en sentido amplio), con uno o varios bordes trabajados por

Tags: BLOGS.

Publicado por jlhz @ 17:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios